Concebido como un área comercial y residencial, el Docks Bruxsel finalizará su construcción en el año 2016.

Situado a lo largo del canal de Bruselas, en el antiguo emplazamiento de la fábrica de estufas Godin, actividad industrial conocida por ser la más antigua de la ciudad, este nuevo polo comercial ocupará una superficie total de 56.000 m2. El centro integrará tanto comercios como espacios destinados a la hostelería y restauración (41.000 m2), así como actividades y eventos culturales y de entretenimiento (15.000 m2). La zona de ocio consistirá en un parque recreativo interior, una zona de eventos de 2.800 m2, con capacidad para 1.500 personas, y un cine VIP, con siete salas y  1.000 localidades, que será puesto en marcha por Belga Films. Una inmensa vidriera recubrirá la casi totalidad del Docks Bruxsel. En lo que respecta al medioambiente, la gestión energética se ha diseñado a partir de los recursos disponibles en la zona. Durante su construcción, se han respetado una serie de criterios medioambientales que reflejan la ambición del proyecto de conseguir la calificación de “excelente” de acuerdo con el certificado de sostenibilidad BREEAM, siendo la primera vez que un centro comercial europeo obtendría esta mención. El Docks Bruxsel se convertirá en uno de los centros comerciales más accesibles de la región. Con el fin de utilizar los recursos e infraestructuras del lugar, se favorecerá el transporte de bienes por vía navegable.